Sin palabras

Reflexionaba ayer por la noche sobre la importancia de las palabras y analizaba una situación cotidiana en la mayoría de nosotros.

Cuando negamos lo que en realidad es una afirmación aplastante. En resumidas cuentas, por qué decimos ¿no, no si en realidad es sí sí?. Es una máxima del ser humano, negarse a sí mismo de forma imperativa una y otra vez. Algunos tienen la técnica tan depurada que mienten con el gesto y la palabra. Esos son de otro planeta, pienso, puesto que, la mayoría de nosotros estamos esclavizados a la máquina de la verdad que se encuentra detrás de nuestra conducta gestual. La pasada semana lo comentaba en clase de atención al cliente: “cuidado con la comunicación gestual, juega un papel indispensable en la comunicación”, la mayoría de las veces para traicionarnos. Y es verdad. Puede mantenerse una comunicación perfecta con alguien sin transmitir una sola palabra. De hecho muchos anunciantes han optado en las nuevas fórmulas publicitarias por este nuevo sistema de comunicación. Paradigma de ello, es el anuncio de BMW que con su slogan “Te gusta conducir” apostó por una nueva fórmula en la que el discurso pasaba a un segundo plano y convertía sus 30” de spot en sensaciones.

LEER ARTÍCULO...

 
Encuentranos en:
C2O Comunicación

Cáceres:
Avda. de Alemania 1, bajo, D8
Madrid:
Cardenal Herrera Oria 305

28035 Madrid
Tel: 927 223 979

   

 Escríbenos: